Two-Spirit: el amor en medio del dolor

Two-Spirit: el amor en medio del dolor

Desde una historia publicada en Facebook hasta un largometraje reconocido a nivel mundial: Two-Spirit, dirigido por Mónica Taboada Tapia, narra la historia de Georgina, una mujer indígena trans que convivió con la soledad, la exclusión y el dolor durante varios años.

Por: Ariana Pismag

Two-Spirit (Dos espíritus) es un corto documental dirigido por Mónica Taboada Tapia y producido por Beto Rosero, de la mano de Guerrero Films, una compañía de producciones audiovisuales con nuevos puntos de vista desarrollados desde una perspectiva vanguardista con la intención de generar un impacto social.


Georgina, la protagonista del largometraje, es una mujer trans que vive en las extensas y áridas tierras del caribe colombiano, a quince minutos de Uribia, Guajira, específicamente en la ranchería Mera, donde se ubica una comunidad del pueblo indígena Wayúu.


En 2016 fue publicada en Facebook una crónica sobre Georgina, en donde se contaban los sucesos violentos por los que pasó debido a la transfobia de un grupo de personas un año antes. La casa que habitaba Georgina sufrió un incendio provocado mientras ella se encontraba en su interior. Fue a partir de esta publicación que Mónica Taboada decidió escribir una historia pensando en la situación de Georgina: “Mi primera sensación fue de empatía y mucha tristeza”, dice la directora del filme al referirse a este ataque.


A finales de 2016, una integrante del equipo de Taboada se contactó con una persona de enlace que vivía en Uribia y pudieron ir hasta La Guajira a conocer a Georgina, quien no hablaba muy bien el español, pero se comunicaron con apoyo de la persona que les ayudó a ubicarla.

En sus primeros encuentros descubrieron que Georgina tenía un pequeño círculo de amigos que se preocupaba por ella junto con uno de sus hermanos. En 2017 grabaron un pequeño teaser donde se mostraba a Georgina y su entorno, este pitch participó en The New York Times Op-Docs, en colaboración con Pulitzer Center, en donde se premian documentales de no-ficción realizados por cineastas independientes.


La conexión y humanidad de Georgina con Taboada y su equipo los motivó a querer realizar un proyecto más grande a finales de 2017: un cortometraje en donde se mostrara un día en la cotidianidad de Georgina. La Comunidad se acercó por voluntad propia al equipo de Taboada, quien los describe como “muy amables” al permitirles adentrarse a las interacciones de los integrantes del pueblo.


Sin embargo, durante estas grabaciones los realizadores del corto fueron testigos de ciertas tensiones por el agua. “Hubo molestias en la repartición del agua y ahora puedo entender qué pasaba en ese momento. Dentro de esa comunidad en particular hay relaciones muy complejas sobre la tierra y de quién es, pues Georgina lleva viviendo mucho tiempo ahí”,comenta Taboada, la directora de Two-Spirit.


La idea inicial del cortometraje era un día en la vida de Georgina, sin embargo, esto cambió cuando “una vecina de Georgina dijo que le ayudáramos a instalar electricidad en su casa”, dice la cineasta. Esta modificación de la narrativa inspiró al equipo de realización y continuaron con la creación y grabación del cortometraje durante un par de años más, entre 2018 y 2019,en donde se presentó una serie de imprevistos que pusieron en alto el proyecto más de una vez.

En una de las ocasiones un activista se acercó a Georgina para intentar convencerla de que «nosotros nos estábamos aprovechando de ella porque, supuestamente, nuestro equipo tenía mucho dinero al tratar con una persona que pasa tanto tiempo sola. Georgina le creyó y mostró molestias con nosotros. Este hombre tenía intereses políticos y económicos de por medio, y después de un tiempo aparecía como amigo de ella en los periódicos… Fue la misma comunidad la que me hizo entender las intenciones de esta persona”, cuenta Taboada.


La directora del filme también menciona el 2020 como un año catastrófico para las grabaciones, pues fueron interrumpidas por la cuarentena del Covid-19 y la situación crítica que se vivía en La Guajira respecto al tema.

“Había persecución a aquellos que salían contagiados, incluso la Fiscalía ya tenía investigaciones sobre el tema”. La grabación del largometraje culminó a inicios del 2022, casi a la par del proceso de cedulación que se adelantó para Georgina, el cual finalizó en septiembre de 2021.


“Todo lleva tiempo”, dice la directora al pensar en la realización de Two-Spirit: “El rodaje como tal sólo duró tres meses, pero hay un proceso muy largo desde 2016 de investigación y de conocer a Georgina. Han sido seis años con este proyecto”. Mónica Taboada reconoce la comunicación con la comunidad, la reciprocidad con la protagonista y la resolución de conflictos de forma oportuna como los principales puntos para la realización de este proyecto cinematográfico.


La historia de Georgina es un ejemplo de la persecución que viven las personas trans como consecuencia de la intolerancia y la discriminación: “El mensaje del filme es en contra de la transfobia y a favor de la libertad y la diversidad”, concluye Mónica Taboada-Tapia. Two-Spirit fue proyectado en el marco del Festival de Cine Corto de Popayán como documental seleccionado.

Reacción

Loading spinner
Array

Contenido Relacionado

Reacción

Loading spinner