principal homenaje al Roli full.jpg

 

Con paso apurado se vio por varias décadas entrar y salir al Roli del claustro de Santo Domingo. Diligente, solidario y servicial, se había ganado un lugar entre profesores, administrativos y estudiantes de la Facultad de Derecho. Ante su muerte repentina, el profesor Harold Mosquera Rivas, compuso un wawancó como homenaje.