28 de Noviembre 2017

Una universidad incluyente

Sin miedo a ser mujer

En la Universidad del Cauca se está educando a los jóvenes para que entiendan el papel que juega la mujer dentro y fuera de las aulas de clases y los espacios universitarios. Mediante talleres se pretende crear consciencia en los estudiantes de que las mujeres son una población vulnerable.

Por: José A. Giraldo Restrepo

 reportaje jose_2 (1).jpg

La Vicerrectoría de Cultura y Bienestar de la Universidad de Cauca, realizó en la Casa Mosquera, el sábado 25 de noviembre, el taller “Participación y no violencia contra las mujeres”, coordinado por Diana Pito, licenciada en Etnoeducación y especialista en Pedagogía.

En el evento se habló de los roles que debe tener la mujer en el mundo de hoy y se recordaron las luchas y reivindicaciones por las que ha tenido que atravesar el género femenino en busca del reconocimiento de sus derechos y alcanzar participación política y posicionamiento en los planos económico y cultural. Adicionalmente, se explicaron las corrientes que hacen parte de este pensamiento a nivel mundial y nacional.

“El papel de la mujer como actor político es fundamental para el desarrollo de las sociedades en el siglo XXI”, expresó Pito. Luego mencionó figuras que han impulsado el desarrollo del feminismo en el movimiento social, tales como Marie Curie, ganadora dos veces del Premio Nobel, o Simone de Beauvoir, quien abriría los horizontes feministas en términos de concepciones culturales al afirmar que “la mujer reclama el derecho de poder construir su vida, realizar su existencia en libertad, sin determinismos establecidos por el «hombre artificial»”. Estas mujeres marcaron un hito, pues rompieron esquemas y reafirmaron el rol de hembra en la sociedad occidental, además de no tener miedo a ser mujeres en un mundo dominado por varones.

reportaje jose_1.jpg

**********

Mientras escuchaba la conferencia, una chica que estaba a mi lado, que después se presentó como Isabela, se acercó y en forma de chanza me dijo: “Lisa Simpson es también feminista, pero de una forma chistosa”. Me pregunté si era eso verdad y llegué a la conclusión de que aquello no era más que un comentario. Una niña que es tildada de “loca” por defender su condición femenina, que tiene un hermano opresor que lo único que hace es ultrajarla, un padre que la ve como un ser indefenso que requiere protección y una madre que constantemente le reitera que su única realización es aspirar a tener una familia y un marido que la haga medianamente feliz. Es por eso que contesté que pensaba que Daria tenía tal vez un tinte más feminista, aunque no dejara de ser una burla a la lucha de igualdad de género por la que batallan estas mujeres.

**********

Lo que buscamos a través de talleres como los de «las nuevas masculinidades» es que los hombres que se sienten excluidos de la sociedad varonil por no compartir los códigos que significan ser hombres, tengan un espacio y se les dignifique su papel como personas que entienden que las mujeres vivan sin miedo a ser mujer”, afirmó Pito.

El espacio, que se abrió durante la semana comprendida entre el 20 y el 25 de noviembre, posibilitó ratificar que no solo las mujeres son víctimas de discriminación, sino que los hombres también son focos de burlas cuando rompen con esquemas tradicionales de lo que se ha construido y constituido como “macho” y son víctimas directas de matoneo por parte de sus iguales en género. Para hacer frente a ello, la Universidad del Cauca quiere incluir a los estudiantes varones en temas de igualdad y prioritariamente de equidad.

Estos talleres pretendieron crear consciencia en los estudiantes de que las mujeres son una población vulnerable que ha sido maltratada y ultrajada. Y se recordó también que es de vital importancia el conocimiento de La ley 1257 de 2008, que expresa que la violencia contra la mujer es un delito. Del índice de deserción de la Universidad del Cauca, un alto porcentaje es femenino y hay investigaciones por parte de la fiscalía por supuestos acosos y violaciones a estudiantes mujeres.

reportaje jose_3.jpg

**********

Una profesora que me dictó Filosofía en el colegio, Isabel Hidalgo, con quien tuve la fortuna de encontrarme en el foro, comentó que “es indispensable estos procesos para que los estudiantes fortalezcan su posición crítica frente a problemáticas sociales que están latentes y que los altos funcionarios de la universidad intentan ocultar”.

Diana Pito es una fiel creyente en que la herramienta para cambiar las concepciones culturales, el machismo, el falocentrismo y la “feminofobia” es la educación. Además, reivindica la importancia de que la universidad ya esté tomando cartas en el asunto y se se emociona cada vez que hay participación por parte de los estudiantes, ya que siente que ahora si “le están parando bolas” a la igualdad entre los sexos.

reportaje jose_5.jpg