17 de Octubre 2017

Deporte y comunidad

Biker’s family: creatividad en dos ruedas

Líderes comunales del barrio María Occidente tomaron la iniciativa de apoyar mediante el deporte a los niños del sector. Por medio de un grupo de Stunt Bike, que es el deporte pequeño del Stunt en motocicleta, en el que se realizan maniobras de alta dificultad y equilibrio, les brindan nuevas oportunidades de libre esparcimiento y desarrollo a niños entre los ocho y dieciocho años.

Por Lina Alejandra Palta Muñoz

lina1.jpg

Es Stunt Bike es una actividad que consiste en maniobrar en una sola llanta la bicicleta. Existen diferentes piruetas que se nombran dependiendo del tipo de características y dificultad que impliquen. Mano al piso es una de las más populares, para realizarla se levanta la llanta delantera quedando sobre la rueda trasera, el deportista suelta una mano y  la lleva al piso. Existe otra maniobra en la que andando en la llanta trasera se cruza una pierna como sentado acompañado de una mano al piso: a esa le llaman secretaria. Entre otras están: el cristo, casco al piso, árabe, palecono y el endo.

Biker´s Family nace hace un año y medio a partir de la necesidad de encontrar un espacio de entrenamiento para los niños de la comuna nueve de la ciudad, quienes empezaron a practicar el Stunt en bicicleta en las calles del barrio. Dolly Erazo, una de las promotoras de esta incitativa cuenta afirma: “Vi a los niños de mi barrio practicando este deporte que está en furor, entonces mi primera idea fue acompañarlos. Hubo la necesidad en algún momento de ir hasta el barrio José María Obando en donde practican este deporte, pero lastimosamente chocamos con algunas preocupaciones y es que nuestros hijos se están exponiendo en la calle a demasiados inconvenientes, entre ellos las drogas. Al ver que no había control sobre ese grupo, nuestra decisión fue no soltarlos a la calle sino apoyarlos en lo que les gusta pero haciéndolo de manera más responsable.”

lina2.jpg

Este grupo tiene un enfoque básico que es la formación de niños íntegros, responsables, solidarios, pero sobre todo que buscan darle un buen uso al tiempo libre por medio del deporte. Los promotores de este proyecto tienen un control sobre los niños que asisten a los entrenamientos los días sábados y domingos de ocho a doce del mediodía. Manejan un grupo de whatsapp en el que tienen permanente contacto con los padres de familia para informarles de la asistencia de sus hijos a las prácticas y de igual manera cuando estas se terminan. Adicional a eso a los niños se les realiza un seguimiento académico y quienes tengan un bajo nivel en el colegio, no pueden seguir perteneciendo al grupo, pues los líderes de esta iniciativa quieren promover la responsabilidad y la excelencia en todos los aspectos.

La visión de Biker´s Family es poder convertirse en un club y más adelante aspiran poder abrir las puertas a una liga propia con este deporte alternativo e innovador, para tener incidencia a nivel departamental y nacional. Ellos ya cuentan con patrocinadores como Gonobikerreas, un grupo de aficionados al stunt con motos de bajo y alto cilindraje que decidieron apoyar a los niños con la donación de los jerseys  para los entrenamientos. También Creaba, una organización que se encarga de las charlas y acompañamiento psico-social a los deportistas y de otras marcas como Agente Gráfico, Pumba Sport, By Planet y BR 46 cascos y accesorios.

Carlos Andrés Reyes contó cómo ha sido su proceso deportivo con el colectivo: “Tengo 14 años, estudio en el colegio metropolitano María Occidente y entreno este deporte hace dos años. Yo soy uno de los fundadores de este proyecto, pues nosotros antes nos reuníamos en la cuadra a practicar y de ahí surgió el grupo. Esta ha sido una buena oportunidad para formar una escuela organizada y con opciones de que nos reconozcan en la ciudad”. A este escenario deportivo han empezado a llegar niños de diferentes lugares de la ciudad debido a su popularidad, por esa razón ya se piensa en abrir más sedes de entrenamientos.

lina3.jpg

Esta familia cuenta además con un entrenador, Jonathan Constaín, o ´Pumba’ como le dicen de cariño sus estudiantes. Él antes entrenaba freestyle, un deporte que también necesita de una bicicleta, en el parque de Santa Catalina pero a raíz de su vinculación con el proyecto Biker´s Family, decidió capacitarse para aprender las diferentes maniobras que les enseña a sus alumnos en cada sesión.

“Este es un deporte en el que a diferencia del fútbol nadie está banqueado, todo el mundo viene con su bicicleta y practica para empezar a perder el miedo y lograr tener un buen equilibrio; hay algunos niños que ya tienen algunas destrezas adquiridas pero les hace falta fortalecer aspectos que les brindan mayor seguridad para realizar las piruetas”, afirma Pumba. Mientras explica cómo realizar los arranques con la velocidad adecuada y la forma perfecta del manejo del freno para que las maniobras resulten perfectas, Constaín recalca que los “principios fundamentales son la disciplina, el respeto, el compañerismo y el amor por lo que estamos haciendo”.

La primer válida organizada de Stunt Bike en la ciudad, se realizará a finales del mes de noviembre y se publicará toda la información acerca del torneo en la página de Biker’s Familly. La idea es que todos aquellos niños que quieran participar tengan la posibilidad de vincularse a este proceso en el que ya se cuenta con patrocinio para premiar a los mejores participantes de cada modalidad.