La salud en Colombia ¿un servicio humano?

¿Qué pasaría si fuera usted el hospitalizado? ¿Qué pasaría si el que está hospitalizado es su familiar?    

¿Qué pasaría si fuera usted, el que tiene que someterse a largas filas de espera? ¿Si tuviese que dormir en el piso o en una silla con tal de acompañar a un familiar hospitalizado? ¿Si viniera de lugares alejados de la ciudad para tener una visita de una hora y media? 

Por: Alejandra Sandoval

hospital

 Esta es la situación que viven decenas de personas diariamente, al intentar ingresar al Hospital Universitario San José, para visitar a sus familiares hospitalizados.

Como bien sabemos el sistema de la salud en Colombia  ha presentado graves problemas en los últimos años en su organización estructural y en el cubrimiento que presta. Todo ello se ha visto reflejado en la calidad del servicio que se les presta a los colombianos ocasionando el retraso en las mejoras en la infraestructura y  la disposición humana. En los últimos diez años, la cobertura de salud en Colombia se ha incrementado drásticamente de un 58% a un 89%, pero Colombia aún no ha alcanzado la universalidad en la cobertura en salud ya que un 11% de su población no se encuentra cubierta. El tipo de régimen que ha sido en mayor parte responsable del crecimiento en el número de afiliados ha sido el régimen subsidiado, lo cual significa que cada vez más, la seguridad social se financia con recursos públicos

En un contexto más cercano, Popayán, Cauca, es posible evidenciar esta situación en el Hospital Universitario San José. ¿Por qué? Porque hace parte de los nueve hospitales públicos de este departamento tres de los cuales se encuentran en la capital caucana. Lo cual implica que de los 1.268.937 habitantes del departamento del Cauca según el censo del 2005, solo el 39.87% de la población se ubica en la zona urbana y el 60.13% en la zona rural.

Estas cifras se traducen  en que la mayoría de los habitantes del departamento no tienen acceso a salud de calidad, pues al estar ubicados en zonas rurales, no tienen acceso cercano a hospitales de tercer nivel como lo es el Hospital San José.

Ahora bien, ¿por qué es necesario un hospital de tercer nivel? Porque este tipo de hospitales están acreditados como altamente especializados, tienen un mayor número de especialistas como: cardiólogos, dermatólogos, siquiatras, neurólogos y nefrólogos, entre otros.  Entonces, si solo hay un hospital de tercer nivel en el Cauca, ¿cómo se espera brindar un servicio de salud eficaz y satisfactorio?

Teniendo en cuenta la situación que se presenta en el departamento, es de esperar que muchas personas provenientes de distintos municipios, veredas o corregimientos quieran visitar a sus familiares hospitalizados en el Hospital San José, por lo que esta situación debería estar prevista por las directivas del hospital en cuanto a los horarios de visita y condiciones de espera. Pues todos los días desde antes de las 

2.3.oo 1 de 1

11 de la mañana decenas de personas hacen fila para alcanzar un turno de visita. Situación que perjudica a muchas de las personas que no son de la ciudad pues en realidad es muy poco el tiempo que se les es permitido para la visita. Los horarios de lunes a viernes son de 11am a 1pm y sábados, domingos y festivos de 1pm a 4pm.

Amparo Córdoba, proveniente de cajete y Rubiela Piamba de Las piedras, una vereda cerca de Timbío, son algunas de las personas que deben viajar cada día para visitar a sus familiares. Ellas representan a la población del área rural que no tiene acceso cercano a un hospital con todos los servicios necesarios. Por ello reclaman un servicio de visitas más extendido y una mejor calidad de espera, porque el horario disponible en la mayoría de ocasiones corresponde a la jornada laboral habitual que es de 7 a 12 y de 2 a 6, por lo que no se ajusta a las necesidades de la mayoría de los usuarios.

Respecto a esta situación Sandra Anacona y Liliana Carvajal quienes hacen parte del personal de seguridad privada que está contratada por el hospital, mencionan que los principales inconvenientes que se presentan al momento de las visitas, es la inconformidad de los familiares por el corto tiempo y porque solo se permite un visitante por paciente. Pero son las reglas establecidas por el hospital, las cuales deben hacer cumplir, aunque algunas ocasiones han sugerido a los directivos de la empresa de seguridad que hablen esta situación con los encargados de la disposición de los horarios pues son muchas las personas que diariamente resultan afectadas.

Viviana Chávez, asistente administrativa de la subgerencia científica, quién es la encargada del sistema operativo de la organización del Hospital Universitario San José mencionó que los horarios establecidos han sido determinados tradicionalmente porque usualmente es la hora de pasar revista médica y se aplican los cambios de turno. Pero actualmente se está trabajando primeramente, en la seguridad de la infraestructura, pues solo algunos servicios tienen puertas de seguridad por lo tanto cualquier persona puede entrar a servicios no autorizados. Por ello aún no se puede permitir que las personas entren tranquilamente al hospital.

mapfoto hospital

Actualmente se está revisando servicio por servicio cómo humanizar la atención. La líder de humanización se está reuniendo con los líderes del proceso, para concertar unos mejores horarios de atención  dependiendo de las necesidades de los usuarios. Hay servicios que ya permiten un acompañante permanente, como medicina interna, dependiendo de las condiciones del paciente

Viviana Chávez dice que el hospital debe implementar la responsabilidad social empresarial, la cual consiste en devolver a la comunidad un poco del daño que se le causa. Por ejemplo si el hospital produce una cantidad de desechos hospitalarios debe encargarse de retribuir en algo a la comunidad. Ya que el hospital es una empresa, como tal debe realizar acciones positivas, volver cifras esas acciones que se están empezando a materializar, como los beneficiados con las casas de paso en las que los acompañantes pueden pasar el día, dormir, comer por sólo tres mil pesos diarios.

Todo lo que corresponde a un trato digno del paciente y sus familiares ha sido designado al área de Humanización, la cual empezó a funcionar solo a partir de septiembre del año 2013 por lo tanto aún debe revisar muchos aspectos y empezar a gestar procesos en busca del beneficio del paciente.

2.3.oo 1 de 1

La encargada del área de Humanización Marilú Dorado, dice que el hospital sabe que la mayoría de las personas que acuden a él, son de un estrato socio-económico menor al estrato tres, que viven con menos de un salario mínimo, por ello se están empezando a tomar medidas desde esta área, contactándose con empresas aseguradoras de planes de beneficio para establecer relaciones y se pueda pensar en conjunto cómo mejorar las condiciones de los usuarios. El hospital hace relación con las otras entidades de salud para beneficiar a los familiares, como la construcción de las casas de paso de cada entidad. “El proceso de humanización pretende ir adaptándose a las necesidades del usuario y de sus acompañantes. Y también pretende implementar en los usuarios la premisa: Trata  a la persona como quisiera ser tratada. Esta ha sido denominada la regla de diamante para que todos reciban el trato que esperan recibir”.

Las dos encargadas de la espera en el hospital aclaran que ya se empezó con el proyecto de espera digna. En el que se pretende construir unos domos fuera del hospital, con mesas en las que puedan descansar, almorzar, estar tranquilos mientras esperan.2.3.oo 1 de 1

La asistente administrativa de la subgerencia científica también dijo: “Los hospitales públicos, son los que siguen con la tradición de los horarios de visita que se establecen, se debe comer la comida que se ofrece, somos hospitales que todavía pensamos que la gente debe venir aquí a dejarse atender como nosotros le ofrezcamos. Pero también hay otros hospitales púbicos que se han ido modernizando como el hospital general de Medellín, es un hospital más bonito, mas organizado, porque le han invertido mucho dinero. Hoy felicitan a Imbanaco por tener puertas abiertas, si varios familiares quieren entrar no se les restringe la entrada, igual pasa con Valle de Lili. Nosotros queremos que el Hospital San José también tenga puertas abiertas”

Actualmente el hospital cuenta con una casa de paso que fue construida durante el periodo del anterior alcalde, esta cuenta con una capacidad para 80 personas, en la que pueden dormir, cocinar, lavar la ropa y ver televisión. Solo deben pagar tres mil pesos diarios y en ocasiones cuando las personas no cuentan con el dinero, se habla con el Bienestar Familiar para estudiar la posibilidad de que se cubra con el gasto.

Ahora, teniendo en cuenta lo anterior, solo resta que el proceso de humanización del Hospital Universitario San José, empiece a funcionar de una manera efectiva para el beneficio del 60% de la población caucana que se encuentra en el área rural y claramente para los más de 300.000 habitantes de la ciudad de Popayán.