26 de enero de 2021

Periferia Festival: del ejercicio universitario al barrio 

Desde las facultades universitarias en el centro de Popayán, hasta los barrios más alejados de la ciudad, se gesta Periferia Festival. Este encuentro anual convoca a la articulación entre comunidades y estudiantes universitarios en torno al arte, el deporte y la formación política. 

Por: Juan David Muñoz y Angie Ramírez Meneses

Fotos: Periferia Crítica y Mundo Paralelo

periferia_festival_01.jpg

 

Con el lema “Mujeres, tejido, territorio y resistencia” y el ánimo de sacar de las aulas algunos procesos de discusión y transformación social y llevarlos a los barrios periféricos de la ciudad, se cumplió la quinta versión de Periferia Festival. El encuentro de este diciembre convocó a los vecinos del barrio Loma de la Virgen en torno a siete días de eventos culturales, deportivos y de diálogo. Aunque el marco del evento tuvo lugar entre el 7 y el 13 de diciembre, el espacio es el resultado de un proceso continuo entre estudiantes y comunidades payanesas. 

“El festival es una iniciativa que nace en la universidad con jóvenes que vienen de la comuna 6 y se encuentran para discutir un poco la teoría que se planteaban en la universidad y llevándolas a la práctica, y así generar un diálogo entre el barrio y la academia”, dice Andrés Duque Ruiz, uno de los jóvenes colaboradores dentro del festival. 

El evento, que cada año convoca con temáticas en torno a la celebración de la vida, del compartir en comunidad y el aprendizaje a través del arte, propuso este año como actividades principales el muralismo, el teatro, la cocina tradicional, deportes urbanos y el mercado campesino. De esta forma, tanto la caseta comunal, como algunas calles cercanas a ella en el barrio Loma de la Virgen, se tornaron en escenarios de color, de compartir y de formación. 

 

Festival con enfoque de género

Este año,contando con la participación de colectivos urbanos y con el apoyo de la Administración Municipal y su Secretaría de la Mujer, se fijó la atención del festival en un tema de interés tanto al interior de las organizaciones sociales como de la ciudadanía en general: las diferentes violencias contra la mujeres. La temática pretende evidenciar la crisis de violencia de género en el país, agudizada en tiempos de cuarentena, y tiene una alerta nacional por el alto número de feminicidios, además de la persecusión a lideresas sociales. 

Para esta dinámica se tuvo como protagonistas a lideresas de sectores estudiantiles y sociales, entre las que se encuentra la representante estudiantil de la Universidad del Cauca Sara Klingler: “Este es el primer año en el que participo en la organización. Apoyo la  dinámica del homenaje a las mujeres, teniendo en cuenta que estamos en una emergencia nacional por feminicidios y también por la dinámica de la Minga en la que nos dimos cuenta de que las mujeres alrededor del tejido social que construyen, son territorio de resistencia”, dijo.  Además, resaltó que se hagan reivindicaciones desde escenarios como el campo, la escuela, la universidad y los barrios a través de las mujeres, en conjunto con el tejido artístico y cultural que ayuda a transformar la ciudad. 

 

periferia_festival_02.jpg

 

Arte y educación popular

Este festival trae un enfoque artístico educativo y se ha centrado en la reivindicación de  los derechos como personas ante las ausencias de un estado que, según los organizadores,  no da garantías para acceder y disfrutar del arte y la educación. Es por eso que se busca generar prácticas populares que fortalezcan las relaciones entre individuos que conviven en los barrios periféricos, para que exista un lugar donde el arte sea el medio para expresar las inconformidades que la comunidad y el barrio sienten todos los días.

Es por eso que Laura Marcela Mopan Cumbal, estudiante de la Universidad del Cauca, vecina del barrio y practicante de teatro, artes escénicas y danza aérea, está convencida de que “alrededor del arte se puede hablar, se puede mostrar y también se puede hacer una propuesta de cambio”. Por eso, señala que desde la misma escuela popular, los talleres de arte que se les comparten a los niños y las niñas, y se busca crear una red de confianza entre compañeros para poder vincularse con el resto de movimientos que hay en la ciudad. Se pretende, así, generar encuentros donde la idea es que la gente se sienta bien acogida y se genere una apropiación de este espacio.