23 de octubre de 2020

Sinaí Films: cine para la paz 

La zona rural de Argelia guarda entre sus montañas sueños de paz y arte audiovisual. La Institución Educativa Sinaí forma a jóvenes y adultos en una nueva mirada de sus saberes en una proyección cinematográfica en diferentes espacios y pantallas.

Por: Angélica Aley Moncada 

 

Sinaí_Films_1.jpg

 

Ahí, en la cordillera occidental, en pleno Macizo Colombiano, está Argelia, en el departamento del Cauca, municipio de riquezas en flora y fauna, con tradiciones de antiguos Guapíos, Telembíes y Barbacoas. Es ahí mismo donde se crean proyectos, donde nacen sueños y esperanzas para los jóvenes, es ahí donde el cine llega como herramienta de paz. 

En la zona rural de Argelia está ubicada la Institución Educativa Sinaí, que lleva el mismo nombre del corregimiento que la acoge. Es ahí donde directivos, maestros y estudiantes han puesto la semilla artística del cine en el proyecto denominado “La granja de la paz”, que alberga a la Escuela de Cine Sinaí Films.

“Esta idea nace en el año 2014 como un proyecto pedagógico que pretende recuperar la identidad campesina, en la que además buscamos que nuestros niños y niñas no vayan a la guerra ni entren en el mundo del narcotráfico”, comenta Guillermo Mosquera, director de la Institución Educativa Sinaí. 

El municipio de Argelia es un vasto territorio en riesgo. En enero de 2017 se desmovilizaron insurgentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, que durante muchos años estuvieron asentados en la zona. Los jóvenes del proyecto de cine dejaron registro de este hecho como un aporte a la memoria en torno a las tensiones y la convivencia con los grupos armados en la región. 

 

Sinaí_Films_2.jpg

 

Mosquera, también líder comunitario del corregimiento del Sinaí, menciona que proyectos como Sinaí Films han permitido que los jóvenes capacitados durante los últimos seis años hayan ingresado en carreras profesionales relacionadas con la creación audiovisual. Hoy, jóvenes de los grados noveno, decimo y once hacen parte de “La granja de la paz” y presentan proyectos audiovisuales patrocinados por la ONU, OIM, el Principado de Asturias y el Parlamento Irlandés, además de tener acompañamiento de Proa Latina, una empresa audiovisual con más de 15 años en producción documental y en los últimos tres años en creación de ficción. 

“Junto a Guillermo arrancamos con la escuela audiovisual con la colaboración de algunos chicos de secundaria”, dice Nicolás Muñoz, jefe de producción de Proa Latina. “En estos seis años hemos logrado despertar la conciencia y la creatividad en los jóvenes entre los doce y quince años de edad; los espacios han permitido que los chicos aprendan de nosotros y nosotros también aprendamos muchísimo de ellos; ese proceso nos genera sentimientos muy especiales como realizadores”, menciona. 

Hoy los jóvenes estudiantes del Sinaí cuentan con 722 suscriptores en su canal de YouTube. Sus 17 proyectos audiovisuales se caracterizan por temas de la vida cotidiana, de medio ambiente y de reconociendo de saberes campesinos y tradiciones. La mayoría supera las mil visitas y entre ellos se destaca “El colegio del miedo”, cortometraje que ha participado en diferentes convocatorias nacionales, suceso que ha motivado aún más a los jóvenes realizadores.

Muñoz menciona que en la actualidad Sinaí Films se encuentra en la preproducción del cortometraje “Raspachín”, la historia de un raspador de coca que decide cambiar y transformar la cultura cocalera desde la educación. Este proyecto audiovisual es un pequeño acercamiento a la cultura del narcotráfico que hay en Argelia desde una mirada crítica. De esta manera el corregimiento del Sinaí consolida proyectos cinematográficos, como una forma de visibilizar la creación y el esfuerzo de los jóvenes de Argelia como cultivadores de paz.