16 de febrero de 2021

Violencias contra las Mujeres en el departamento del Cauca

Desde el Observatorio de Asuntos de la Mujer del departamento del Cauca, se socializaron boletines estadísticos sobre “Violencia contra las Mujeres del departamento del Cauca” en el 2020. Este texto es un acercamiento general a los datos presentados por el Observatorio. 

Redacción: Co.marca Digital

Foto tomada de Movimiento Steam

Gráficas: Fuente Observatorio de Asuntos de las Mujeres del Cauca

 

violencias_contra_las_mujeres_cauca_principal.jpg

 

“Desde mi posición investigativa me permito afirmar que una de las principales estrategias que se deben empezar a realizar a nivel departamental para prevenir violencias, deben estar enfocadas a la sensibilización”, afirma Anyi Jimena Camayo, politóloga de la Universidad del Cauca, investigadora e integrante de la Coordinación Académica del Observatorio de Asuntos de las Mujeres del Cauca.

Para Camayo, la educación juega un papel importante e insiste en que se deben generar espacios en las instituciones educativas donde los chicos y chicas empiecen a sensibilizarse sobre qué es violencia y sobre la normatividad que existe. También menciona que el tema de familias es importante y en el cual debe haber intervención porque, afirma, desde el núcleo familiar se empiezan a generar diferentes tipos de violencias y desde allí se debe hacer el ejercicio de sensibilización. 

El Observatorio de Asunto de las Mujeres del Cauca tiene como objetivo hacer un acercamiento a los derechos de la mujer caucana y en particular los derechos sexuales y reproductivos enfocados en una vida libre de violencia. Se encuentra conformado por la Secretaria de la Mujer Departamental, Gobernación del Cauca e Instituciones de Educación Superior como la Universidad del Cauca, Corporación Universitaria Autónoma del Cauca, Corporación Universitaria Comfacauca, Unicomfacauca, Fundación Universitaria de Popayán y la Universidad Cooperativa de Colombia, integradas en la búsqueda y construcción de conocimiento y toma de decisiones de gobierno, visibilización, prevención y concientización sobre las dinámicas de la mujer en el Cauca.

Los boletines publicados han trabajado en torno a las violencias en el departamento del Cauca, como violencia sexual en el marco del conflicto armado interno, violencia de pareja, violencia intrafamiliar, más ligada al adulto mayor, niños, niñas, adolescentes y otros familiares y también, feminicidios y violencia de género en el marco de la pandemia covid -19. Este ha sido realizado por los profesionales Bárbara González, Anyi Jimena Camayo, Samuel Melo y Carolina Quelal, de la Coordinación Académica del Observatorio con el acompañamiento constante de ONU Mujeres.

En la edición titulada: “Boletín sobre Violencias contra las Mujeres en el departamento del Cauca”, presenta que, desde la perspectiva temporal, entre 1985 y 2019 se evidencia que los años 2000, 2001 y 2002 reportaron el mayor número de casos de violencia sexual contra las mujeres caucanas en el conflicto armado, representando el 21% del total de casos reportados en el periodo, con el mayor porcentaje en el 2001 (8%). Después de este año, la violencia sexual contra las mujeres ha sido constante, evidenciándose otro incremento significativo en el 2012 y 2013 con el 10% de los casos.

violencias_contra_las_mujeres_cauca_grafica_1aaa.jpg

 

De igual forma presenta que, de acuerdo con la información consultada en el Registro Único de Víctimas, en el departamento del Cauca, los delitos contra la libertad y la integridad sexual en el marco del conflicto armado en el periodo 1985 a 2019 afectaron a hombres, mujeres y personas LGBTI de los diferentes ciclos etarios; un total de 1.807 casos integran este registro para el departamento. Sin embargo, la afectación no ha sido la misma: las mujeres han sido las principales víctimas, particularmente aquellas entre los 29 y 60 años.

 

violencias_contra_las_mujeres_cauca_grafica_2.jpg

 

La información expuesta afirma que desde 2011 se ha presentado un incremento progresivo de la violencia sexual en el contexto del conflicto armado contra las mujeres que se reconocen parte de un grupo étnico. Entre 2012 y 2016 es mayor en las mujeres indígenas, y de 2015 a la fecha en las mujeres afrocolombianas y negras. En el periodo de 1985 a 2019, la subregión del departamento con mayor número de casos de este hecho victimizante fue la subregión norte, con el 35% (573 casos), región en la que el conflicto armado se ha presentado con gran intensidad. Esta situación evidencia que, en contextos de conflicto y confrontación armada, las mujeres enfrentan en gran medida riesgos diferenciales basados en el género, cuyos impactos, además, varían según el origen étnico de cada una.

 

violencias_contra_las_mujeres_cauca_grafica_3.jpg

 

“El boletín sobre violencia nos dio un resultado muy sorprendente y es el hecho de Popayán: siendo la ciudad de mayor número poblacional a nivel departamental se registra dentro de la subregión centro como uno de los focos de violencia a nivel departamental; vemos cómo de alguna manera las mujeres urbanas que viven la ciudad de Popayán y aquellas que también se encuentran en la zona rural han sido muy afectadas por los temas de violencia”, afirma Camayo.

Cuenta la integrante de la Coordinación Académica del Observatorio que es muy notorio ver que, en cuanto a violencia intrafamiliar, a nivel de la subregión centro, se registra como tal un 52,1% donde las niñas y mujeres adolescentes son el mayor número de víctimas en comparación con los hombres. “Estos indicadores nos muestran cómo la subregión centro y después la subregión sur son el foco de mayor desigualdad y de brecha que existe en cuanto a las mujeres”.

Para Diana Granados, activista feminista, en Popayán, al igual que en muchas partes del país, las violencias hacia las mujeres han sido sistemáticas, han sido históricas y afirma que con la pandemia se han agudizado. “Nos muestran dos cosas, una que esas violencias siguen siendo legitimadas por buena parte de la sociedad pero también legitimadas por un Estado y por unos entes de justicia que no hacen nada para enfrentarlas; y son legitimadas también porque consideran que son normales, que deben ser así y no se preocupan por transformarlas, por erradicarlas y por hacer que las mujeres y las personas disidentes de género podamos tener una vida libre de violencias”, afirma.

Ahora bien, de acuerdo al Instituto Nacional de Medicina Legal (INML), con cifras publicadas en el boletín, en relación con la violencia de pareja en el departamento del Cauca durante el periodo de 2015 a 2019, las víctimas fueron predominantemente mujeres: en el 88%.

El Observatorio afirma que los datos dejan en evidencia que la violencia contra las mujeres caucanas en el ámbito de los vínculos de pareja ha tenido una prevalencia alta, porque son una manifestación de profundas relaciones desiguales de poder que obstaculizan el goce efectivo del derecho a una vida libre de violencias para las mujeres. Y expone que la subregión centro ha sido en la que la violencia de pareja contra las mujeres ha presentado los mayores niveles entre el 2015 y el 2019, con un total de 3.338 casos representando en promedio el 73,1% del total del departamento. Los años de mayor registro fueron 2017 y 2018, donde 313 y 329 mujeres fueron víctimas de violencia de pareja por cada cien mil mujeres. En segundo lugar, muestra la subregión norte con el 22,3% del total de casos contra mujeres, correspondiente a 1.020 del total de casos reportados (4.571). En este periodo la tasa más alta correspondió al año 2018, en el que por cada cien mil mujeres en el Cauca, 170 fueron víctimas de violencia por parte de sus parejas.

violencias_contra_las_mujeres_cauca_grafica_4.jpg

 

 

violencias_contra_las_mujeres_cauca_grafica_5.jpg

violencias_contra_las_mujeres_cauca_grafica_6.jpg

 

El boletín también expone que las cabeceras municipales son las zonas donde se reportó mayor ocurrencia de violencia de pareja contra la mujer en el departamento: el 82,7% de los casos, equivalente a 3.778 casos tuvieron lugar en estas zonas. Según el  Observatorio, los datos señalan una diferencia significativa en el reporte de los casos desde la perspectiva diferencial étnica; las mujeres que no se reconocen como parte de un grupo étnico en el Cauca sufrieron en mayor medida la violencia de pareja entre 2015 y 2019 (84.4%). El caso de aquellas que hacen parte de un grupo étnico, la violencia de pareja, según los datos del INML, afectó más a las mujeres negras, afrodescendientes y afrocolombianas, ellas reportaron el perspectiva urbano-rural, y sugieren la posibilidad de un significativo subregistro en las áreas rurales debido a la infraestructura de los servicios, así como a factores sociales relacionados con la estigmatización, el miedo, la dependencia económica, entre otros.

 

violencias_contra_las_mujeres_cauca_grafica_7.jpg

 

De acuerdo con la información del Observatorio de Violencia del INML, entre el 2018 y 2019 fueron asesinadas 110 mujeres en el Cauca: 56 en 2018 y 54 en 2019; 14 de estos casos en 2018 y 10 en 2019, fueron catalogados como feminicidios por el INML, de acuerdo con la circunstancia en la que tuvieron lugar los hechos. Es decir que, en 2018, el 25% de los homicidios de mujeres fueron catalogados como feminicidios, y el 19% de los casos en el 2019. Estos datos dan cuenta de que existe una alta presencia de la forma extrema de la violencia contra las mujeres en el Cauca.

 

violencias_contra_las_mujeres_cauca_grafica_8.jpg

En relación con los presuntos agresores de los asesinatos de mujeres en estos dos años, el Observatorio expone que en 14 casos se trata de parejas o exparejas: amante, compañero permanente, excompañero permanente y novio. Es decir, 13% de los homicidios de mujeres en el departamento entre 2018 y 2019. En clave de los feminicidios, la información expuesta sugiere que la mayoría de los casos tuvieron como responsables a hombres que tenían o tuvieron algún tipo de relación sentimental con las mujeres.

 

violencias_contra_las_mujeres_cauca_grafica_9.jpg

 

Con base en información preliminar reportada por el SIVIGILA en la plataforma del Sistema Integrado de Información sobre Violencias de Género (SIVIGE), se identifica que entre las semanas del 24 de marzo y 20 de julio del 2020, se reportaron 671 casos de violencia de género que corresponden al 45,4% del total de reportes entre enero y julio de 2020; en términos comparativos, en el 2019 durante el mismo periodo de tiempo, se registraron 943 casos, equivalente al 28,4% del total de casos reportados para ese año.

El informe del Observatorio afirma, de acuerdo a la información recolectada, que la violencia de género, durante la pandemia del Covid – 19 y la cuarentena decretada en el país se mantiene alta, con una leve disminución en el reporte frente al 2019. “Es preciso señalar que, en este periodo es posible que exista un subregistro de casos, debido a posibles aumentos en las dificultades de acceso a las instituciones de atención y justicia para las mujeres, a causa, entre otras, de las restricciones a la movilidad”, expone el Boletín del Observatorio.

Y también menciona que, en la misma línea de los datos presentados por el SIVIGE, la información suministrada por INML, evidencia una disminución de los casos reportados durante la cuarentena por el Covid-19. Es así como, en el marco de esta información, se tiene que entre el 25 de marzo y el 28 de julio de 2020, se dio una variación porcentual de -39% en los casos reportados de violencias contra las mujeres en el departamento del Cauca. No obstante, la situación es diferente en el caso de los homicidios de manera particular. En el periodo de referencia hubo en 2020 un aumento en 9 homicidios contra mujeres respecto a 2019, lo que evidencia que durante la cuarentena hubo un incremento del 60% en los homicidios de mujeres.

 

violencias_contra_las_mujeres_cauca_grafica_10a.jpg

 

 

violencias_contra_las_mujeres_cauca_grafica_11.jpg

 

“La pandemia también trajo consigo un recrudecimiento de los diferentes tipos de violencia, donde no solamente fue la intrafamiliar, sino la violencia de pareja, incluso la violencia sexual y eso que estamos hablando de cifras oficiales donde las mujeres fueron y denunciaron e hicieron conocer sus casos, pero detrás de eso también hay que reconocer que existe subregistro de casos, de mujeres que no hay denunciado por diferentes razones”, afirma Camayo. En el año 2020, refiriéndose a las semanas comprendidas entre el 25 de mayo y el 28 de julio, casi se alcanzaba lo que se registró en el año 2019. 

El Boletín concluye que en términos porcentuales en el periodo de referencia para el 2020, la violencia de pareja contra las mujeres fue la principal violencia de género (50%), seguido de la violencia sexual (26%). Se recalca que, en comparación con el año 2019, en términos porcentuales estas violencias tienen mayor representación con respecto al total para el mismo periodo. Eso quiere decir que durante la cuarentena la violencia sexual también ha tenido una incidencia mayor con respecto a las demás violencias de género, comparativamente con el 2019.