banner Armonizar PDET con enfoque étnico prioridad en el norte de Nariño 1      banner Polarización e intereses informativos en tiempos de minga 1

 

Multimedia y Fotografía 

 

bannerdinerosdelapazComarca      banner absolutamente necesario 1

 
16 de noviembre de 2017

Implementación del SETP

Transporte público en Popayán: ¿Un reto a la cultura ciudadana?

El sistema de transporte público es una de las principales falencias en Popayán, según la opinión de la ciudadanía. Empresas prestadoras del servicio y los entes gubernamentales están apostándole a la implementación de un nuevo sistema estratégico de transporte.

Por: Christian Benítez Ramírez

Fotografías: Juan David Muñoz

 

  9880-2.jpg

“Movilizarse en Popayán no es igual hoy que hace 10 años”, dice Andrés Mosquera, Jefe de Personal de Transpubenza. El transporte público inició con una empresa; sin embargo, con el crecimiento acelerado y desordenado de la ciudad surgieron nuevas empresas de transporte (Sotracauca metro, Translibertad y Transtambo) con el fin de mejorar la circulación y desplazamiento de los usuarios.

La ciudad creció, pero la infraestructura vial no fue modificada; es decir que Popayán conservó el estilo colonial, de vías pequeñas por la poca presencia de vehículos. Esta característica de Popayán, en la actualidad se ha convertido en una problemática con pocas posibilidades de solución.

Las cuatro empresas han operado por más de 50 años, pese a lo cual la ciudadanía no está conforme con su servicio. Entre las principales inconformidades mencionan el tiempo empleado en los recorridos, y las condiciones de los vehículos. Los principales cambios que proponen los usuarios son: la ampliación de vías y el mejoramiento de los buses.

Por otra parte, las empresas prestadoras del servicio también están inconformes con situaciones que ellas no pueden resolver y que hacen que los usuarios perciban su servicio como ineficiente. Orlando valencia, Gerente de Translibertad asegura que: “Hay una gran cantidad de factores que inciden y han incidido todo este tiempo en que prestemos un buen, regular o mal servicio”.

 

movilidad.jpg

Entre los factores mencionados por las actuales empresas se encuentran: la congelación del parque automotor que no ha permitido la adquisición de nuevos vehículos, por lo que la ciudadanía cataloga a la flota como vieja y maltratada; la falta de permisos por parte de la Alcaldía para la ampliación de rutas a nuevos barrios; la poca seguridad que se garantiza a las rutas en ciertos sectores. El mal estado de las vías también es un factor que incide en la percepción negativa de los usuarios.

Andrés Mosquera, Jefe de personal de Transpubenza, admite que no se ofrece un servicio ni eficaz ni oportuno, pero que eso no obedece única y exclusivamente a un tema interno de la empresa, sino a un conjunto de factores en los que tienen responsabilidad las empresas, los usuarios y entes gubernamentales.

Orlando Valencia, sostiene que el usuario cuando ve que el servicio se demora más de lo normal, percibe que la empresa no sirve. “No es que la empresa no sirva, sino que las condiciones no están dadas para que uno opere bien. Más bien hay que preguntarse si es bueno, regular o malo, pero por qué motivos”, afirma.

Con esta serie de problemáticas, surge en los usuarios la necesidad de buscar alternativas de transporte que satisfagan sus necesidades.

Según las empresas de transporte, la principal insatisfacción a resolver es el tiempo gastado en el desplazamiento. Es por esto que el moto-taxismo se posiciona en la ciudad. “Nos encontramos con un tema que está mal denominado informalidad, por el contrario es ilegalidad”, dice Andrés Mosquera.

El usuario disconforme con el servicio prestado busca otra opción que es la motorización ya que esta aminora el tiempo de circulación. Más que satisfacer una necesidad, lo que hace es adaptarse a la particular cultura ciudadana del usuario. “El usuario quiere que lo recojan y lo dejen en la puerta de su casa”, afirma Mosquera.

 

_DSC9890-1.jpg

“A la gente no le preocupa que le pongan piojos en la cabeza”, asevera el Gerente de Translibertad, Orlando Valencia, y agrega que el tema no tiene que ver con el poder adquisitivo. El usuario se queja por el precio del transporte público, pero sí puede cancelar entre 2.000 y 10.000 pesos por el transporte en moto, así que el tema no es económico sino de cultura ciudadana.

Con esta serie de problemáticas, surge la necesidad de implementar una nueva estrategia en el sistema de transporte público que está liderada por Movilidad Futura S.A.S. Esta es una empresa financiada a través de un convenio donde el 70% de los recursos los aporta la nación y el 30% el municipio, según lo mencionado por John Ramírez, Gerente de Movilidad Futura, quien agrega que esta implementación corresponde al CONPES 3167 del 2002 que es el lineamiento nacional de transporte.

Álvaro Urbano, Secretario General de la entidad asegura que “Este es un sistema ambicioso e interesante que obedece a la voluntad política del Estado. Es un sistema, primero amigable con el medio ambiente, y más incluyente”. La implementación de este proyecto está concebida bajo 6 pilares que la empresa ha decidido denominar gestiones: Gestión de infraestructura, relacionada con la adecuación de vías por las que atravesará el sistema de transporte; Gestión de operaciones encargada de planear, ejecutar e implementar este sistema; Gestión predial, responsable de solucionar los problemas que resulten con los predios ubicados en los lugares donde se harán modificaciones de infraestructura; Gestión social y ambiental, encargadas de velar por la comodidad de la ciudadanía durante y después de la implementación del sistema, y la Gestión de comunicaciones, que es transversal a las demás áreas de ejecución.

Según lo planeado por Movilidad Futura habrá una adecuación a nivel de infraestructura, donde la prioridad será el peatón (ampliación de las aceras). Por otra parte, se mejorará la circulación de vehículos (ampliación de vías). Cabe aclarar que el centro histórico por ser patrimonio cultural tendrá un tratamiento diferente, ya que muchas de sus calles no permiten ampliación. Se implementará semaforización y señalización, se crearán paradas específicas para reducir el tiempo en el desplazamiento, los automóviles adquiridos evitarán contaminar el medio ambiente.

 

_DSC9885123.jpg

 

Lo que sucederá con las actuales empresas es que ninguna desaparecerá, sino que funcionarán bajo los lineamientos de esta nueva entidad. Se prevé que solo subsistan dos de estas, la una es Transpubenza y la segunda la conformarán las tres empresas restantes que funcionarán como una sola.

 Algo a lo que le está apostando fuertemente Movilidad Futura es a crear conciencia ciudadana para lograr una adecuación total en el SETP. John Ramírez, Gerente de la entidad menciona que “Es muy importante que la cultura ciudadana se empiece a promover por parte del proyecto, ya que si no hay cambios sustanciales, el proyecto fracasaría”.

 Andrés Mosquera concluye: “Los cambios son buenos y necesarios para construir ciudad, sin embrago también hay que apostarle a combatir la ilegalidad en el transporte”. Por su parte Laura Cabrera, usuaria del transporte, dice: “Puede ser eficiente este nuevo sistema de transporte en la medida en que la ciudadanía sepa aprovecharlo y adaptarse a ello, ya que se pueden implementar muchas alternativas, pero si los ciudadanos no nos acogemos a ellos en pro de un cambio, realmente no habría ninguna transformación”.

banner al ritmo de los pangurbes 1banner Unicauca campeón de la Copa Bruno Mantilla1

Lo más visto

 

Co.marca Radio