¿De qué manera funciona el mundo?

Historia de Marcela Ospina y Jhoselin Villa
14 de febrero de 2015

Ladron

Ese domingo aparentaba ser normal para Doña Blanquita, que camina contenta por la ciudad.A ella le encantaba caminar por las avenidas, al tiempo que escuchaba el retumbar alegre de sus finos zapatos sobre el asfalto.

Sin embargo, la tranquilidad de las calles es apenas una apariencia. En este caso, a Doña Blanquita le aguarda una sorpresa a la vuelta de la esquina, y como si fuera poco vendrá otra más.