17 de septiembre de 2018

Fotorreportaje                 

Cosechar pensamientos para sanar la tierra

El pasado viernes 14 de septiembre se llevó a cabo la segunda versión del Festival de la Cosecha de los Mercados Orgánicos, un evento que busca fortalecer la cultura del consumo consciente favoreciendo al medio ambiente y la salud de los caucanos.

Por: Angélica Aley,  Diana Salazar y Tania Ospina

Cosechar pensamientos para sanar la tierra 1.jpg

 

Popayán goza de un amplio bagaje identitario y multicultural. Es un sitio de encuentro entre habitantes de pueblos campesinos, indígenas, afros y quienes siempre han hecho parte de esta ciudad. Sin embargo, existe un vínculo que con las nuevas dinámicas de consumo, se ha extraviado: la relación entre el campo y la ciudad. Analizando esto, la Universidad del Cauca, la Corporación Autónoma Regional del Cauca CRC, la Fundación Río Las Piedras, el programa Fe en Colombia del Ejercito Nacional y la Red de Productores Orgánicos del Cauca, realizaron una alianza interinstitucional con la que pretenden unificar sus diferentes proyectos agrosaludables, teniendo como resultado el Festival de la Cosecha y los Mercados Orgánicos.

 

 Cosechar pensamientos para sanar la tierra 2.jpg

 El encuentro, como lo afirma James Montano, uno de sus organizadores, “busca potenciar el fortalecimiento de las economías solidarias y la soberanía alimentaria”. En este tipo de espacios, más allá de comercializar un producto, lo que se hace es iniciar un empoderamiento por parte de los productores quienes establecen un contacto directo con sus consumidores, dejando a un lado a los intermediarios que no permiten en muchas ocasiones consolidar esa relación entre el campo y la urbe.

 

Cosechar pensamientos para sanar la tierra 3.jpg

 

Una cultura de producción limpia

La iniciativa de posicionar en la ciudad un mercado en el que los habitantes puedan encontrar productos totalmente orgánicos, y por lo tanto saludables, se debe a una preocupación por la calidad de la alimentación en los caucanos y las formas actuales de producción agrícola. Guido Miler, coordinador del evento por parte de la CRC, explica que la producción a todo costo ha llevado a que los recursos naturales se agoten: “el agua se nos está acabando, los bosques y los suelos se nos acaban, cada día vamos en detrimento del medio ambiente y de nuestra salud”. Por consiguiente se hace no solo pertinente, sino también necesario, el desarrollo de actividades como el festival, que posibilitan una transformación paulatina de las dinámicas de consumo.

Por otra parte, Montano señala que cerca del 65% de la población del Cauca es rural, en consecuencia “agrocéntrica”, y de una otra manera están aportando al sostenimiento ambiental, productivo, económico y cultural de la región. Esto último debido a que el mercado orgánico propicia un intercambio de saberes y conocimientos en las prácticas de producción, lo que genera un empoderamiento y un elemento relevante en la cultura del departamento: la “identidad agroproductiva”, según Montano.

 

Cosechar pensamientos para sanar la tierra 4.jpg

 

“La base es la tierra”

Dentro de los artículos que se encuentran en este festival, están los alimentos de plaza como verduras, legumbres, frutos y toda la variedad propia del campo; productos medicinales y de uso personal con un componente natural y no dañino; pero también se encuentran artesanías, creaciones ingeniosas, y propuestas que surgen desde la ciudad, como por ejemplo, nuevas formas de alimentación que se basan en el consumo de lo propio, es decir de lo que cosechan los productores locales.

Ejemplo de ello es ‘Típicamente Sano’, una propuesta que busca reivindicar alimentos que se han dejado de producir, como el guandul, el chachafruto, o el maíz capio que, como lo dice Carolina Erazo, productora orgánica, “es un maíz que lleva más de cinco o diez años guardado de generación en generación. Se vende un producto pero también se comparte con la gente una memoria”. Agrega, además: “Yo soy agrodescendiente y agroaspirante entonces este evento nos permite juntarnos y dejar de poner acento en la diferencia porque finalmente para todos los que trabajamos, sean productores, transformadores, o incluso los artesanos; la base es la tierra, es lo que nos une y finalmente las diferencias entre el campo y la ciudad aquí no se sienten”.

 

Cosechar pensamientos para sanar la tierra 5.jpg

 

A pesar de las representativas muestras que permiten escenarios como el Festival de la Cosecha de los Mercados Orgánicos, existen rostros y procesos que no alcanzan a ser visibilizados. Está la historia de quienes mantuvieron vivas las prácticas de producción, el saber puro y milenario; de los que transmitieron dicho conocimiento y quienes le permitieron vivir y existir en el tiempo. Ambipacha es una marca de productos medicinales que surge en las montañas paramosas del Macizo Colombiano. Además de preocuparse por que la producción tenga un sentido en relación con la naturaleza, busca sensibilizar sobre “lo que es el territorio y los runas, la gente de nuestra comunidad. Que siempre tengamos en cuenta que estas personas están dando mucho por el campo y están arriba, quietos en la montaña, sosteniendo ese equilibrio entre en lo espiritual y lo físico, la tierra”, dice Carlos Andrés Narváez, productor indígena.

El festival, que en adelante se realizará los primeros viernes de cada mes, cuenta con una gran acogida por parte de los habitantes de Popayán, quienes lo ven como una opción diferente para adquirir productos totalmente orgánicos y saludables, “sin necesidad de tener los pesticidas y todo eso que ahora traen los vegetales”, comenta una de las consumidoras, María del Mar Londoño.

Un evento como estos suscita un cambio social y estructural que se traduce en la re-significación de diversas prácticas o de la forma en que los individuos se piensan y se manifiestan en el mundo. Sumado a esto, los fenómenos climáticos hacen un llamado al cambio de conciencia como un acto urgente. De ahí que sea de gran importancia seguir gestando espacios donde los habitantes del Cauca se relacionen y desarrollen procesos que contribuyan a la necesaria sostenibilidad en la región.

.