laprimera.jpg

   

“Doña Chepa” conserva el amor, la entrega y dedicación por su trabajo. Todos los días llega a las 10:30 de la mañana a la fábrica para empacar sus famosos aplanchados. Los acomoda delicadamente, uno a uno. Aunque sus manos no mantienen un buen equilibrio, ella no se da por vencida jamás. Durante toda su vida, la palabra perder no ha estado en su mente, ni en sus caídas. Siempre alza la mirada hacia el futuro.

  

IMG_9284.jpg

 

  Hay quienes creen también que ella nunca se cansa porque nunca se detiene. Sus hijos dicen que ha sido una guerrera. “Todos estos procesos que se hacen aquí en la fábrica, ella los hacía sola”. Es muy rara la vez que falta a su trabajo. Cuando no sube a la fábrica, en su casa, donde nació esta tradición, se dedica a decorar los ponqués. “Lo más importante es la humildad, la sencillez y el deseo de salir adelante, esa es mi mamá”, expresa uno de sus hijos.  Desde que Doña Chepa aprendió este arte, ha sido muy independiente y amante a la gastronomía.

 

    

IMG_9138_opt (1).jpg

 

 IMG_9188.jpg

 

IMG_9196.jpg

 

IMG_9352.jpg

 

  "Doña Chepa" a su edad ya no tiene presente muchos sucesos de su vida. Sin embargo demuestra su amor y amabilidad con las personas que la saludan. Es por esta razón, que sus catorce hijos son los encargados de mantener viva su historia.

La base para alcanzar sus metas, para ella, es haber sido pobre. “Vio la necesidad y escaló”, dice su hijo Miguel. Fue así fue como "Doña Chepa" construyó la base, la estructura, y los hijos siguieron tejiendo de forma más organizada el hilo conductor de su vida. “En realidad ella hizo lo más difícil”, comentan.

 

 

IMG_9339.jpg

 

 

Gracias a la curiosidad, desde muy  chica, junto a las hermanas Constaín aprendió a moverse dentro de la repostería. Cuando las Constaín fallecieron, ella se independizó y con sus banquetes construyó la casa del centro. Sin embargo -cuentan sus hijos- en un tiempo hubo la necesidad de que ellos se involucraran porque Doña Josefina había adquirido muchas deudas y se organizaron como una asociación.

 

 IMG_9341.JPG

 

 

El 31 de enero de 2005, se constituyó la empresa asociativa: “Aplanchados Doña Chepa” en unión con sus hijos. Pero entre todos decidieron que este acontecimiento se festejara el 19 de enero, porque es el cumpleaños de Doña Chepa. “Hacemos una integración, donde se celebra entre familia y así llevamos 12 años de constituidos”.

 

 

IMG_9099.JPG

 

 

 

“Mi vida ha sido muy bonita porque tengo unos hijos muy queridos, muy bellos, por eso soy feliz.  Los aplanchados me han dado mucho la mano para vivir bien. Bendito sea Dios por haber tenido la oportunidad de poder hacerlos. Yo no he construido nada, mucho cariño tal vez sí, porque quiero mucho a la gente. Soy una mujer como todas las demás, queriendo trabajar y queriendo hacer algo en la vida. A mí me gusta que la gente trabaje. En Popayán han sido muy especiales conmigo, y estoy muy agradecida”, dice doña Chepa mientras empaca sus aplanchados.

 

 

IMG_9252.jpg

 

 

 

 Doña Josefina de Bonilla se despierta en los corazones de quienes ahora son los encargados de la producción. Un gran equipo de trabajo caracterizado por el legado que “Doña Chepa” les ha dejado: humildad, responsabilidad, sencillez y honradez.

  

 

CHEPITA.jpg