¿Y el progreso?

Columna de Opinión de Isabel Cerón
31 de agosto de 2015

Ana Isabel Cerón

En la Cumbre del Milenio desarrollada en septiembre de 2000, en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York, Colombia y otros 188 países establecieron unas metas que deberían haberse cumplido para el año 2015, y que principalmente combatían los altos niveles de pobreza.

Dentro del análisis del los Objetivos  de Desarrollo del Milenio (ODM), se encontraron inequidades entre las regiones y grupos poblacionales, ocasionados principalmente por las brechas sociales que existen dentro de la comunidad, dándole paso a la discriminación; y además que la calidad de vida de los colombianos se ve afectada - más que todo en zonas rurales,  grupos indígenas y afro descendientes- por el conflicto armado y por los efectos de la ola invernal, siendo estos puntos los principales problemas y metas a resolver para el 2015 en cuanto a los ODM.

Por esta razón, el departamento del Cauca, como cualquier otro departamento y municipio de Colombia, tiene la responsabilidad de mejorar la salud, la educación y saneamiento de la región, contribuyendo al cumplimiento de las metas establecidas en la Cumbre. 

Sin embargo Cauca, en términos de desarrollo y emprendimiento, se encuentra en una gran desventaja con relación a los demás departamentos del país.  Tanto es así que según el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE),  la capital del departamento del Cauca se encuentra en el sexto lugar en la tasa de desempleo nacional.

Entonces, si no hay empleo, ¿cómo hace uno para sobrevivir?  Esta es una de las tantas preguntas que se hacen a diario los habitantes de la región, puesto que debido a la falta de trabajo, sus ingresos han disminuido ocasionando una deficiente calidad de vida para ellos y para sus familias.

En mi investigación confirmé que la falta de empleo y por consiguiente de ingresos ocasiona que las personas vayan en búsqueda de alternativas para poder brindarle a su familia un bienestar. Es aquí donde se puede ver cómo los habitantes recurren al llamado "rebusque" o trabajo informal para mejorar sus condiciones de vida.

Y es al vivir esta situación que los caucanos se cuestionan sobre el progreso del que tanto hablan los gobernantes de la región,  pues estos últimos afirman que el Plan de Desarrollo del departamento (2012-2015),  titulado "Oportunidades para todos",  se ha desarrollado con gran éxito porque está favoreciendo al Cauca, debido a que se han alcanzado metas que son determinantes para el desarrollo del departamento y que han demostrado que el Cauca está avanzando a pasos cortos pero fuertes. Sin embargo, al parecer dicho "progreso" sólo está a la vista de los gobernantes.

Además de cumplir metas, un plan de desarrollo debe combatir y suplir las Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI).  En cuanto a este indicador de pobreza, el departamento del Cauca se mantiene en un porcentaje mayor al nacional.  No sería para menos puesto que la relación entre trabajo y pobreza es inversamente proporcional.

Esto ha sido ocasionado, en gran parte, por la falta de empleo como principal causante de la pobreza y de la miseria.  Sin embargo, aquí también entra en juego la falta de educación,  de una vivienda adecuada, de prestación de servicios de baja calidad a la población y la dependencia económica.

 Esto se puede ver en los Índices de Desarrollo Humano (IDH) en los cuales Cauca con relación al país presenta un contraste, debido a que los avances del departamento son mínimos en comparación a los de Colombia que son un tanto más altos. Entonces, ¿cuál fue el progreso?

  

primi sui motori con e-max.it