22 de Marzo del 2017

Opinión 

Claroscuro sobre SIMCA

Dos caras de una misma moneda. Dos visiones opuestas. Dos opiniones encontradas sobre la plataforma de matrícula académica en la Universidad del Cauca. La realidad que experimenta el estudiante frente a un problema que no ha tenido solución versus las nuevas dinámicas que propone el sistema.

 simca3

Lado uno: La tragedia universitaria

Por: Grecia Hurtado Ruiz

La ilusión de entrar a la universidad y vivir una experiencia fantástica termina, una vez dentro, al tropezar con la tragedia más grande de todo estudiante en la Universidad del Cauca: SIMCA. Para quienes no pertenecen a esta universidad y no entienden de qué les hablo, SIMCA es un sistema de matrículas, es decir un sistema mediante el cual los estudiantes generan su matrícula académica vía internet. ¿Suena fascinante, no? Pues no lo es. En realidad es la máxima desdicha de los universitarios. Bienaventurados quienes pasaron toda la carrera sin tener que enfrentarse a este tormento.

Los avances tecnológicos son bienvenidos siempre y cuando sean una ayuda para el ser humano, una extensión de las funciones del cuerpo, una herramienta maravillosa, pero cuando por el contrario complican la vida, no tiene, en absoluto, sentido acudir a lo tecnológico. Si manualmente realizar un proceso de matrícula es más sencillo que lidiar con una plataforma, con todas las inconsistencias del mundo ¿Por qué rayos se sigue persistiendo con una plataforma que al parecer no tiene arreglo?

IMG 5013

Ingresé a la universidad del Cauca hace seis años y no ha pasado un solo semestre en el que no sufra, llore y quiera tirar el computador por la ventana, cuando el sistemita aquel de matrícula funciona mal y es una verdadera tragedia. ¡Oh sí! Qué bueno sería darle con un hacha al computador, al que inventó el sistema ese y no lo arregla, y a todos los que tengan que ver con SIMCA. Perdón por la violencia, pero seis años de luchar con un sistema que no funciona, saca a cualquiera de casillas y le genera una ira concentrada que algún día va a estallar. No se extrañen si algún día amanecen incendiadas las oficinas de SIMCA. Yo no lo haré, pero dejo esa idea por ahí y me retiro lentamente.

Quienes no han vivido una trágica experiencia con SIMCA se preguntarán de qué se trata todo esto. Pues es sencillo. El estudiante se despierta una mañana plácidamente, mientras el sol alumbra por su ventana, se sirve su cafecito, pone música y se sienta frente al computador a esperar la hora de ingreso al sistema para generar su matrícula académica. Aquí comienza otro semestre, y mientras se abre la plataforma para iniciar la matrícula, mira por la ventana el sol, las nubes y los arbolitos recordando esos días de vacaciones junto al mar, contemplando lo bella que es la vida. De repente llega la hora de matricularse, entra al sistema y ¡tenga su tragedia! Inicie el semestre con pie izquierdo. La plataforma le oferta materias que ya vio en semestres anteriores o que no tiene que ver, pero por ningún lado están las materias a matricular. También está el caso en que el sistema dice que no hay cupos, que usted no existe, que ya se graduó, que todavía no puede ingresar, que tiene deudas, y así cientos de casos que me cuesta describir porque no he entrevistado a los 800 alumnos que hacen la fila para hacer reclamos en las oficinas de SIMCA.

Es tremenda tragedia tener que lidiar con una plataforma llena de problemas técnicos que jamás se resuelven y tener que estar fuera de las listas las dos primeras semanas de clases, durmiendo con la incertidumbre de si te darán cupo o no, de si alcanzarán a matricularte o no, mientras ya asistes a clases y haces trabajos. ¡Basta ya! Es hora de levantar a las gentes para que la tragedia SIMCA termine. Volvamos al papel y lápiz: ese sistema jamás se cae.

 

Lado dos: La mejora de la plataforma

Por: Julio César Ulcué

Cumplir con el control y registro académico de la Universidad del Cauca, es la función del  Sistema Integrado de Matricula Académica – SIMCA. Y debe hacerlo y mejorar continuamente a la velocidad que le exigen los estudiantes.

En el año 2009 la Universidad del Cauca implementó de tajo la plataforma tecnológica ubicua para integrar todos los servicios y descontinuar la base de datos DELTA, que funcionaba de manera estacional en cada una de las Facultades. Esto abrió diversas posibilidades a los estudiantes para realizar actividades desde la lejanía y no tener que estar presentes realizando los trámites académicos de manera personal.

La adquisición del software académico Sócrates, no daba la talla para todos los requerimientos que tiene la Universidad y a la par a su implementación se inició  un proceso de reingeniería de su estructura, para que estuviera acorde en el proceso de migración con la información de la base de datos anterior. Y este  proceso de integración es el que ha causado trastornos en su funcionamiento, teniendo que depurar mucha y diversa información que venía de las nueve facultades.

SIMCA 1

La Universidad tiene articulado el sistema para hacer cumplir el reglamento estudiantil, los calendarios, las fechas de ingreso de notas, ingreso de labor docente, encuestas estudiantiles, evaluación docente, admisión de estudiantes nuevos, tanto para estudiantes de pregrado como posgrado y de regionalización. Para el año 2017 el registro y control académico se realiza a un total de 16.086 estudiantes de pregrado y 1.029 estudiantes de posgrado.

Desde su implementación hasta la fecha son grandes desaciertos y aciertos por los que ha atravesado en su proceso de maduración esta plataforma tecnológica. La percepción actual de inconformidad es baja respecto a semestres anteriores, la accesibilidad y la interactividad con la plataforma han evolucionado. Lo que más dificulta a los estudiantes a lograr una buena matrícula son: errores en horarios, asignaturas no ofertadas, inadecuada oferta de asignaturas transversales; FISH e idiomas extranjeros, falta de personal para soporte en las ayudas en línea y telefónicas, potencializar e implementar en forma general el sistema de pre matrícula. En cuanto a los estudiantes, es recurrente que algunos no realicen la  matrícula en los calendarios fijados o en las horas asignadas y, por lo tanto, genera traumatismos.

En el año 2016 el número total de quejas por parte de la comunidad estudiantil fue de 389, de las cuales 79 se realizaron ante el Sistema Integrado de Matrícula Académica SIMCA. Es un porcentaje bajo frente al número total de toda la población estudiantil.

Para tomar cartas en el asunto en el mejoramiento de esta plataforma tecnológica, para este año y de acuerdo a los resultados de auditorías realizados por el ICONTEC, el Centro de Gestión de Calidad y la Acreditación Institucional ya  incluyó este proceso en los Indicadores de Gestión Institucionales con el fin de disminuir sustancialmente el impacto negativo que tenga el sistema frente a los estudiantes y también para hacer evaluación y control continuos.

La cercanía de la eficiencia del sistema a su mayor porcentaje, dependerá del grado de  oportunidad en la que todos los actores y factores que intervienen en el funcionamiento —estudiantes, docentes, directivos y administrativos— interactúen de acuerdo a los parámetros de  SIMCA. Esto será lo que permita a esta plataforma tecnológica ir a la par de la velocidad y eficiencia que exigen las actuales y nuevas generaciones de unicaucanos.

 

primi sui motori con e-max.it