07 de Marzo de 2017

Perfil de una deportista caucana

El temple de una guerrera

Hoy en día las mujeres tienen un pensamiento más abierto y desafiante que les permite asumir nuevos retos. Yuli Díaz, joven promesa en ascenso del boxeo en Popayán, camina con paso firme en el objetivo de competir en los próximos Juegos Nacionales.

Por Johana Velásquez V.

yuli diaz 2

Yuli Viviana Díaz, o “máquina”, como de cariño le dicen quienes la conocen, se puso los guantes un día cualquiera para experimentar con el boxeo y sin saber que este se convertiría en su pasión y descubriría su talento. Sus compañeros notaron su rápida evolución y tenacidad a tal grado que todos los que la veían entrenar o compartían sesiones con ella coincidieron en compararla con una máquina de entrenamiento. De ahí nace su nombre de guerrera. Se enamoró del boxeo por “lo que me hace sentir al boxear, porque todos podemos golpear, pero no todos lo podemos hacer con técnica”.

Llegó hace dos años a la escuela de artes marciales mixtas de Pedro José Gutiérrez como una persona muy tímida y de pocas palabras, pero lo poco que comunicaba reflejaba su actitud determinante y su fuerte voluntad. Desde el inicio ella siempre ha cumplido con el trabajo que le han propuesto sin importar qué tan complejo sea, transformándose con el tiempo en un ícono femenino muy notorio en su escuela y en Popayán.

yuli diazYuli se considera una apasionada de la lectura, sobre todo de novelas románticas y de ciencia ficción, razón por la cual decidió estudiar Licenciatura en Español y Literatura en la Universidad del Cauca, donde actualmente cursa segundo semestre. Su vida se divide entre el estudio y el boxeo. Al primero le dedica las mañanas en las que tiene clases y algunas tardes en donde se queda en la biblioteca para adelantar trabajos. Al segundo, las noches desde las siete, de lunes a viernes en las cuales realiza actividades de acondicionamiento físico y de técnica.

Sin importar los diferentes estereotipos socio-culturales, las mujeres han tenido el  mismo interés por los deportes que los hombres, al igual que en otras tantas disciplinas, labores y actividades. Por esta razón, el entrenador Pedro José Gutiérrez reconoce el papel que cumplen en su escuela. “En toda mi carrera he conocido mujeres excepcionales y he promovido mucho el arte marcial en ellas, porque me parece que tienen unas características un poco más férreas que los hombres. De pronto son más dedicadas o disciplinadas. Creímos que la mujer era débil, pero resulta que la mujer es más tenaz, afronta de mejor manera los retos y las derrotas, son más intuitivas y perfeccionistas”, dice.

Boxeadora en marcha

Las aspiraciones de “máquina” crecieron desde la experiencia de su primer combate, en el cual logró una victoria. Así mismo, se siente motivada y respaldada por el entrenador y sus compañeros, quienes la han guiado y aconsejado. Esto es muy valioso para ella porque “aunque tienen más experiencia, me respetan y me ayudan, no tengo privilegios; mi equipo es como mi familia: me ayuda, me anima en cada entreno”.

En el principio de su preparación, Yuli soportó muchos golpes y por ello la primera tarea “fue cambiar ese estilo de Rocky a un estilo más elaborado”, dice su entrenador. Así se proyectó para una nueva etapa que comprende la programación de alta competencia en términos de preparación física, técnica y estratégica, y la preparación psicológica. Así, los objetivos empiezan a concretarse y entre ellos está la participación en los próximos Juegos Nacionales a cumplirse en el Departamento de Bolívar en el 2019 y una clasificación preolímpica. Para la primera fase se cuenta con el apoyo de un seleccionador nacional con mucha experiencia, el profesor Rigoberto Riascos, quien también encuentra en Yuli condiciones suficientes para aspirar a grandes triunfos.

Sus mayores influencias en esta disciplina son: a nivel mundial Ronda Rousey, por ser la primera campeona de peso gallo femenino, y a nivel nacional, Ingrid Valencia, quien participó en los anteriores Juegos Olímpicos y ganó medalla de bronce.

Ante las batallas

yuli diaz 3Como única persona del sexo femenino que boxea en su escuela, dice que no tiene privilegios ni ventajas por ser mujer. Además, la disciplina que ha aprendido la cumple entre los cuatro vértices del ring de su vida: familia, universidad, boxeo y amigos.

Yuli es de esas personas que no se rinden fácilmente. A pesar de algunos comentarios, ella cree en sí misma. Al principio su padre no la apoyaba porque creía que este deporte iba a acabar con la feminidad de su hija, pero luego de reconocer su potencial él y su hermana la han apoyado. Ella piensa que el deporte no ha acabado con su esencia, su feminidad. Dice que “como mujer no ha cambiado nada de mí, el boxeo no me hace ni más ni menos femenina, en el combate solo no puedes utilizar maquillaje ni accesorios por razones de seguridad, pero el resto del tiempo puedo vestirme y peinarme como más me gusta”.

El camino de Yuli Viviana Díaz no es sencillo pues considera que, como en la vida y el boxeo, ganar o perder depende de cada uno. Por eso, ante la incredulidad de algunos, dice que no le importa, ya que su sueño y su espíritu de combate son mucho más grandes.

FICHA TÉCNICA:

Nombre: Yuli Viviana Díaz.

Estatura: 1,55 cm

Fecha de nacimiento: diciembre 12 de1995

Peso/Categoría: 60 kg – peso gallo

primi sui motori con e-max.it