Desplazamiento forzado hacia Popayán

Aumenta cifra de desplazados y las ayudas no son suficientes

Informe de Isabel Zúñiga

Desplazados1En los tres últimos años, la cifra de víctimas del desplazamiento forzado hacia Popayán ha aumentado, y aunque se han brindado ayudas, aun hay personas a la expectativa de auxilios.

 

El número de personas que han tenido que abandonar su vivienda y desplazarse hacia Popayán, se ha incrementado en los últimos tres años por diferentes motivos, entre ellos la inseguridad en el sector rural. Frente a esta situación, el gobierno ha desarrollado proyectos para brindar ayuda, con los que han salido beneficiadas más de 500 familias, pero existen quienes aun esperan recibir un apoyo.

Cuando la ciudad blanca y sus alrededores quedaron, en su mayoría, destruidos, por el terremoto de 1983, habitantes de los pueblos llegaron en busca de ayuda para viviendas, alimentación y demás necesidades. Estas personas se organizaron en diferentes sectores de la capital, mientras recibían la ayuda del gobierno.

Actualmente, el desplazamiento forzado se sigue dando, y en un mayor grado. Sus razones han variado. Ya no son sólo los desastres naturales, sino también, las circunstancias de inseguridad y violencia que deben enfrentar los habitantes del sector rural, debido al conflicto armado que afecta, desde hace ya muchos años, al país.Ventana desplados

La cifra de personas registradas como “desplazados” está cerca de 108.000, asegura Jorge Arturo Vásquez Pino, director Territorial de la Unidad para las Víctimas del departamento del Cauca, por lo que Popayán ha sido clasificada como una de las ciudades que más recibe víctimas del desplazamiento.

El funcionario aclara que algunas de esas personas, declaran en Popayán y se devuelven a su municipio, que puede ser en otro Departamento.

“Una de las razones por las que Popayán recibe tantas víctimas del conflicto armado es que esta ciudad se encuentra en un departamento que es zona roja, y la otra es porque muchas personas de otros departamentos, piensan que aquí reciben las ayudas más rápido”, asegura Angélica Martínez, abogada de la personería.

“Las causas más comunes son las amenazas, amenazas al jefe de hogar, para cobrar la vacuna del negocio que tenga, el reclutamiento a menores entre 14 y 18 años, o negocios ilícitos con grupos al margen de la ley, lo cual ha llevado a que ellos tengan que abandonar la vereda o el pueblo donde estén viviendo”, afirma la doctora Angélica. También, agrega que los lugares de donde más llegan personas a la capital del Cauca, de manera forzada, son los pueblos del sur, como: Argelia y Bolívar.

Desplazados2Es el caso de Gladys Chicangana y Mercedes Burbano, provenientes del municipio de Santa Rosa, Cauca, quienes se dirigieron a Popayán, junto con su familia, después de que llegara la fuerza pública a su pueblo y empezaran los enfrentamientos con la guerrilla.

Así como la familia Chicangana, que llegó a la ciudad en el año 2003, y Burbano, en el 2001, existen 34 familias más, provenientes del mismo lugar, que fueron ubicadas en el barrio Ciudad Futuro Las Guacas, al norte de la ciudad.

“Decidimos entre todos los que nos salimos de Santa Rosa, unirnos, formar una asociación, reunimos 36 familias del pueblo, aquí en Popayán, la constituimos con la personería jurídica y nos admitieron, nos tocó pagar $300.000 para que nos metieran aquí”, relató Gladys, al contar cómo consiguió obtener la casa donde habita actualmente con sus hijos y nietos.

Entre las ayudas que han obtenido del gobierno, Mercedes Burbano, asegura haber recibido $1.500.000 en artículos para un plan de emprendimiento, con lo que, junto con su familia, consiguieron sus propios ingresos.

Además de esta construcción en el sector de las Guacas, se llevó a cabo la construcción de El Valle de Ortigal, barrio ubicado a las afueras de la ciudad, en la variante.

“El Valle del Ortigal es un proyecto de vivienda que creó el Estado para población desplazada, en el que salieron 1644 beneficiados, conformado de la siguiente manera: veinte torres, cada una de 40 apartamentos y 33 manzanas de 30, 28 y 27 casas cada una”, aseguró Leyder Armando Perafán, cogestor comunitario del la estrategia unidos de la presidencia en El Valle del Ortigal.

En este barrio, se creó también, un proyecto para mejorar las condiciones de vida de sus habitantes, llamado “Mi Placita”, con veintisiete beneficiaros. El proyecto consistió en duplicar “el monto de dinero” que cada familia reuniera y animarlos a vender productos campesinos en el mismo barrio, y de esta manera “ganar ingresos ellos mismos y poder mejorar sus condiciones de vida”, relató Leyder Perafán, director del proyecto. 

Desplazados3También habló sobre la reacción de las personas frente a estas ideas: “Los habitantes han estado muy agradecidos directamente con la estrategia, y se sienten acompañados, porque lo que ellos quieren es mejorar sus condiciones de vida”, afirmando que han recibido unas respuestas muy positivas.

Además de El Valle del ortigal y Ciudad Futuro Las Guacas, hay otros proyectos que han beneficiado a cientos de personas más, víctimas del desplazamiento forzado, como Lomas de Comfacauca, ubicado en el sector de Chune, con 267 soluciones de vivienda.

Muchas personas, al ver que proyectos como estos, y otros de educación y de salud, se han realizado, beneficiando así a varias familias, han tomado esta oportunidad como estrategia para recibir algún beneficio, sin haber vivido alguna experiencia de desplazamiento forzado. Pero hay quienes han vivido realmente una experiencia de este tipo, y están aún en las calles, o movilizándose de una oficina a otra en busca de ayuda para rehacer su vida.

 

primi sui motori con e-max.it