No se promociona el espectáculo teatral, si no la comunicación teatral.

En lo rural se hace teatro

Mientras elaboran los instrumentos que utilizaran en el montaje de su nueva obra “Minera”, recuerdan lo que fue el campamento itinerante en Inzá y los proyectos que vienen.

Crónica de Alejandra Giraldo
20 de agosto de 2015

Hacer cultura permanente y no conformarse con festividades anuales, fue lo que motivó en 1985 a líderes como María Clemencia Muñoz, Pascual Guerrero y Phanor Terán a rescatar componentes artísticos del corregimiento de Tunía Cauca. Una casa abandonada y misteriosa permitió materializar la Casa de la Cultura Vivas Balcázar.En octubre de ese año ya contaban con personería jurídica y en diciembre se hizo la inauguración con grupo de teatro, danza, música y la biblioteca. “Los 80 es el resurgimiento de la población, porque se fundó los Bomberos, Corpotunia para el desarrollo económico y social, la Casa de la Cultura, se revitalizó la Semana Santa, fiestas Patronales, la Banda de Músicos, dando un nuevo aire a la región”, afirma Phanor Terán.

En lo rural se hace teatro

María Clemencia Muñoz y Phanor Terán en el Campamento Itinerante Inzá 
Fotografía: Ana María Gómez

Actualmente la Casa de la Cultura es una entidad que está creando desarrollo social y comunitario con sus propios medios, sin apoyo gubernamental, permitiendo que los integrantes estén a cargo voluntariamente de diferentes oficios.  Es un grupo donde convergen ideas artísticas, sociales, económicas y políticas.   

“El grupo artístico no es aficionado, ya que estima su actividad y se prepara para ella, tomando talleres e intercambiando visiones con otros grupos. No hay militancia o derrotero ideológico único, estamos de acuerdo en que el teatro puede ayudar a transformar el país. Hay que hacer teatro en el Cauca y para el Cauca”, dice Terán. Por otra parte Katrina Rendón, integrante de Tunía Teatro añade que esta corporación es el polo a tierra, como familia nos unen interesespolíticos, interactuamos sobre lo que está pasando, existe unión de pensamientos diversos que van en pro de llevar un mensaje, el teatro como medio de comunicación, como un lenguaje.

Campamentos Itinerantes: 

La idea surge en el marco del festival de Pitayó en la versión del año 2014 donde se reúnen grupos de teatro del centro del Cauca.

El primer campamento se hizoen  Silvia, en octubre del 2014, en un barrio llamado Boyacá compartiendo con las personas del barrio, haciendo talleres de lectura, títeres, máscaras y presentando obras de teatro. El Segundo campamento se realizó en Suárez, donde se hicieron talleres múltiples de máscaras, títeres, y móviles.

El último campamento en el municipio de Inzá, se concentraron talleres en el parque de la estación de Policía. “Pese a los miedos, la gente siempre estaba en la actividad y pudimosmostrar a la población, que sí se puede hacer cosas en los espacios que son de la gente y para la gente”, afirma  Ana María Salazar, integrante de la Casa de la Cultura Tunía desde hace sieteaños.

“Los campamentos permiten conocer las realidades locales. Se pretende acercar a sectores rurales al teatro y acercarnos como colectivo teatral a las personas, para  saber cómo viven e involucrarlos en los talleres”, aclara Carolina Fernández,  Trabajadora social e integrante de la Casa de la Cultura.

En los últimos dos campamentos se han realizado noticieros, editando en tiempo real para que la gente lo pueda ver como parte del campamento. “Hemos  explorado formatos, haciendo reportajes, luego profundizando lo que sucede en el lugar donde estamos, indagando sus problemáticas. Este noticiero se trasmite por Piendanotas y SilviaTV”, añade Leonardo, profesor de Antropología de la Universidad del Cauca e integrante de la Casa de la Cultura Tunía.

“Se hizo un teatrino ambulante y surgió la idea de poner un sanitario que se llamó ’el cagadero’< se hizo un performance donde las personas disfrazadas, se expresaban, desahogaban sus inquietudes, problemáticas, sus propias penas, frente una cámara”, relata Ana María Salazar.

“El campamento teatral es un proceso, y en cada una de las tres versiones se ha venido transformando, pero faltan personas para hacer más. Esperamos que más adelante sea una actividad más consolidada,que cumpla con nuestras metas y expectativas que son: promocionar, difundir y crear gente de teatro en el Cauca”, afirma Julián Andrés García, también integrante de Tunía Teatro desde hace un año y medio. 

Proyecto:

Tras la inquietud de varios integrantes con el tema de la minería ilegal, legal y ancestral del norte del Cauca, se plantea la idea de articular el trabajo de investigación  con la construcción de una obra teatral llamada Minera, a través del cruce de varios lenguajes: la danza, la música, las voces, la narración, el trabajo actoral y visual. “Se pretende presentar en junioy ahí es cuando empieza a crecer la obra, ya que las obras crecen en la medida que se puedan presentar”, afirma Leonardo

“Con esta obra se pretende hacer una reflexión, una crítica y hacernos preguntas sobre lo que está pasando, ya que este es un teatro político, para pensar y no para entretener”, aclara  Carolina Fernández. 

  

primi sui motori con e-max.it