25 de abril de 2018

Noticia

PermaneSer en Unicauca

Dentro de las iniciativas de la actual administración de la Universidad del Cauca se encuentra el Programa de permanencia y graduación que tiene como propósito garantizar la culminación de los estudios de los jóvenes de todas las carreras. Un grupo interdisciplinario trabaja en distintos frentes. Se espera resultados en el corto plazo.

Por: Olga Lucía Volverás

 

PermaneSer 1.jpg

La Vicerrectoría de Cultura y Bienestar de la Universidad del Cauca ha implementado en el presente semestre el Programa de Permanencia y Graduación, PermaneSer, con el objetivo de mejorar los índices de permanencia y graduación de los estudiantes de la Alma Mater. Un grupo interdisciplinar apoya procesos de apoyo integral que garanticen la continuidad y culminación exitosa de sus estudios universitarios.

“Nosotros prestamos apoyo en la parte pedagógica y en este eje no solo se trabaja con los estudiantes sino también con los profesores”, afirmó Yenny Rosero, coordinadora del programa. “En este momento llevamos dos meses de ejecución y estamos atendiendo la población que está en riesgo de deserción, es decir aquellos que están repitiendo por primera, segunda, tercera y más veces. Hay situaciones bastante difíciles de manejar pero se está trabajando con los chicos para poderlas solucionar”.

El programa PermaneSer surge de la necesidad de ubicar la permanencia y la graduación como referentes esenciales en la dinámica de los procesos académicos que ofrece la universidad. En el pasado se han realizado actividades muy puntuales en algunos programas, pero no se habían encaminados esfuerzos para trabajar en la disminución de los índices de deserción, es decir, antes para la administración, que desertaran estudiantes en ciertas áreas era normal, se registraba en cifras pero no se tomaban medidas para apoyar a los estudiantes o indagar cuales habían sido las causas.

La profesora Rosero recordó que la División de Salud Integral ha realizado unos estudios dentro de los cuales se ha determinado que las causas por las que los jóvenes se van de la universidad son variadas: académicas, económicas, de carácter psicosocial, la no adaptación a la institución y a la misma ciudad, “porque muchos estudiantes son de afuera y a veces les cuesta mucho adaptarse a esta nueva vida”.

Asesoría y acompañamiento

Con base en datos obtenidos durante el 2015 y 2017, se identificó que donde más deserción existe es en el área de matemáticas. La universidad adoptó como política permanencia y graduación, aprobó el modelo que se estableció para ello y designó a un equipo de profesionales para estar al frente del programa. Este se encuentra adscrito a la vicerrectoría de cultura y bienestar, y su coordinadora es la docente Yenny Rosero, que cuenta con un equipo que de once profesionales para atender diferentes componentes que abarca el programa.

La dificultad que han tenido es que muchos estudiantes no se atreven a tomar los servicios, pero  el programa asegura que está ahí es para apoyar a la comunidad universitaria. En el programa se ofrecen  monitorias, asesorías personalizadas y en grupos. Para acceder a él los estudiantes deben dirigirse al correo electrónico permanencia @unicauca.edu.co e indicar cuál es la necesidad que tienen. Si bien no se cuenta con profesionales para todas las áreas que ofrece la universidad, desde la administración se puede gestionar quiénes puedan ofrecer la asesoría que se requiera.     

“Los chicos también necesitan apoyo en la parte psicosocial, a veces los estudiantes están en carreras que no quieren sino que fue una oportunidad de ingresar a la universidad o por presión de los padres, entonces se brinda un apoyo con psicología en la parte de orientación vocacional, entonces se hacen pruebas, se hacen citas donde los profesionales realizan una caracterización del estudiante”, dijo Rosero. “Nosotros por medio del correo institucional enviamos un test donde a partir de las respuestas que hemos recibido se evidencia que muchos estudiantes están interesados en tomar los servicios, hasta el momento se ha logrado la respuesta de 364 estudiantes”.

Otro elemento fundamental que se brinda es el apoyo del Centro de escritura, que hace parte de la Facultad de Ciencias de la Salud. A través de él se han vinculado tres fonoaudiólogas cuyo trabajo fundamental es la articulación con las instituciones de educación media. Se ofrecen talleres a los estudiantes de once y a los docentes de las distintas instituciones educativas de la ciudad. También se trabaja con los estudiantes de la universidad en el apoyo a procesos de lectura y escritura porque muchos jóvenes llegan con dificultades en este aspecto. “La idea además de apoyar a los estudiantes es informar a los programas donde ellos se encuentran adscritos para que así los profesores conozcan la situación de y puedan orientarlos de manera adecuada”.

Escuela de padres

Hasta ahora se han realizado talleres de intervención psicosocial en la población con bajo rendimiento académico y primiparos, acciones de apoyo psicosocial a padres y acudientes de los estudiantes. También se está  organizando la red de padres: “hemos tenido ya dos reuniones con los padres de familia y ha sido muy positivo porque a través de ellos estamos tratando de organizar actividades que permitan que ellos puedan acompañar a sus hijos en el proceso de formación,”, indicó la coordinadora del programa. “Aunque parece que cuando se llega a la universidad los jóvenes se independizan y los padres pasan a un segundo plano, la experiencia nos ha demostrado que no, los chicos que están ingresando a la universidad son muy jóvenes y dependen de sus padres, por lo tanto es necesario el acompañamiento paternal en el proceso de formación”, agregó.

El trabajo con los padres de familia no ha sido fácil, porque en la mayoría de los casos ellos no están pendientes del correo electrónico y son pocos los que asisten a las reuniones. Lo que se está haciendo es convocarlos a través de una llamada telefónica y se refuerza con un correo electrónico. Hasta ahora hay registro de cuatro mil estudiantes detectados en situación de repitencia y se ha contado con la participación de treinta padres de familia.

No obstante, los padres que han llegado están muy interesados en el tema y a través de ellos es que se va a ir conformando la red. La iniciativa va dirigida a que los padres sean partícipes del proceso formativo de sus hijos, para esto es necesario indagar si en realidad ellos saben el periodo académico en el que se encuentra el estudiante, si están a gusto con la carrera, cual es la materia que más dificultad les representa, si han repetido asignaturas. “Esto permite saber si en realidad los padres tienen conocimiento sobre el papel que desarrollan sus hijos dentro de la universidad”.

Diversos caminos

Otro elemento interesante que se está manejando es la parte de emprendimiento. En este caso lo que se busca es el desarrollo de acciones preventivas (inclusión, emprendimiento y equidad económica de los estudiantes con el entorno), es por esto que se está hablando de la participación en el mercado solidario, intercultural y artístico de la Universidad del Cauca, comercialización de productos agropecuarios y forestales, artesanías y expresiones artísticas, asesoramiento en emprendimiento y en oportunidades para generación de ingresos. “Hay estudiantes que están terminado sus estudios y después de eso no saben qué van a hacer, entonces esta es una opción de conocer otras actividades que ellos pueden realizar mientras pueda conseguir trabajo o si son de las carreras afines a las actividades, entonces mirar cómo pueden hacer una acción de emprendimiento”.

Rosero destacó que hay un componente fundamental dentro de este proceso de disminución de los índices de deserción universitaria y es el diagnostico de las estrategias de aprendizaje en estudiantes que se vinculan al programa. Para esto se cuenta con el apoyo de una neuropsicóloga. La idea es que los mismos estudiantes encuentren los métodos de aprendizaje que más les pueden funcionar a partir de diferentes estímulos que pueden encontrar en su entorno.

“En estos momentos estamos desarrollando pruebas piloto para identificar las necesidades que cada uno de los programas tiene, por ejemplo hemos trabajado con algunos profesores de Telemática, en donde se abrió la discusión hacia la necesidad de formación pedagógica en los profesores que son profesionales en otras áreas”, destacó. “Consideramos que esto es importante porque debemos ser conscientes que nuestra razón de ser son los estudiantes y por lo tanto tenemos una responsabilidad muy grande sobre el conocimiento y la forma en que se lo transmitimos”.

Frente al programa permanencia y graduación hay muchas expectativas, porque se cree que es desde aquí donde se puede mejorar el rendimiento académico de los estudiantes. Por eso se cree que  en la medida en que desde la administración se puede dialogar directamente con ellos, se puede realizar un trabajo mancomunado que redunde en beneficio de los estudiantes y la institución.

          

 
          
primi sui motori con e-max.it