20 de abril de 2018

Economía payanesa

Cierre indefinido de Anarkos: daño colateral a Popayán

Comerciantes, compradores, e incluso mayoristas ajenos al centro comercial Anarkos cuentan cómo se han visto afectados por el cierre inesperado del lugar, que completa más de un mes de sellado. Las soluciones que ofrecen las autoridades son mínimas, ante una problemática que afecta económicamente a la ciudad entera.

Por: Luis Alejandro Arias Medina 

cierre indefinido de anarkos.jpg

El acordonamiento realizado por la policía no parece tener un fin cercano. La problemática trasciende para comerciantes, usuarios, y la comunidad payanesa en general. Anarkos se agrieta y las soluciones no aparecen, lo cual es un duro golpe para todo Popayán que se quebranta junto con uno de los puntos comerciales más importantes de su historia.

La afluencia de público en la manzana del centro comercial Anarkos ha disminuido fortuitamente, lo cual afecta incluso a establecimientos tan importantes como el Éxito, puesto que “las personas ya no quieren venir a comprar tanto como antes”, afirma un trabajador de esta empresa.

El ya famoso cierre por riesgo de este centro comercial ha puesto en jaque a la economía payanesa. La confusión es una constante entre los usuarios, puesto que este lugar era uno de los más visitados para las diferentes necesidades del estrato medio payanés. Las personas ya no saben a dónde acudir para obtener los productos y servicios que fácilmente encontraban en este recinto, por lo que las pérdidas para los comerciantes son enormes, razón por la que ellos mismos aseguran que “ya no venden nada”.

El inicio de esta tragedia se remonta al 11 de marzo pasado, en donde uno de los vigilantes del lugar reportó algunas baldosas corridas de su sitio, y ya dañadas, posterior al descubrimiento de las grietas en diferentes puntos de la estructura. Al día siguiente, según comenta una de las trabajadoras del lugar, cerca de las 4:45 de la mañana ya las autoridades estaban enteradas de la situación, llevando a cabo el cierre total del centro.

Fue en este momento cuando empezó el sufrimiento para comerciantes y usuarios, quienes se encontraron preocupados y aturdidos ante la desconcertante situación. No es sino hasta comienzos de abril que los comerciantes logran reubicarse en diferentes puntos de la ciudad, aún así, sufriendo pérdidas lamentables por la escasez de clientes.

Algunos de los vendedores han decidido ubicarse a las afueras del recinto para seguir trabajando como lo solían hacer usualmente, pero ellos mismos dicen que los compradores han disminuido dramáticamente a pesar de mantener el sitio de trabajo, puesto que el riesgo es latente. A todo esto se suma que el cuerpo policial ha advertido ya a estos vendedores ambulantes que, de mantenerse en estos sitios, recogerán sus pertenencias.

Nadie da respuestas, nadie ofrece soluciones, y aún así, amenazan con empeorar la triste situación del comercio del lugar. Uno de los comerciantes consultados dice haber hecho un crédito para agrandar su negocio justo cuando la tragedia ocurrió, lo que da muestra del grave trasfondo que este cierre ha traído para la ciudad.

 

 

 

 

 

 

primi sui motori con e-max.it