Diatriba a la muerte

Por: Andrés Restrepo

14 de abril 2015 

diatribaMuerte

El recuerdo y la ausencia de todos aquellos que te has llevado agobian la vida. Ya nada será igual. Después de tu desgraciada aparición no se puede ver el mundo de la misma manera. Ahora donde sólo había luz quedan tus tinieblas.

muerte

Desde el mismo momento en que surge la vida, surge la muerte. Nacimos para morir, simplifican algunos. Basta un segundo de tu tiempo para acabar con lo que a la naturaleza le toma hasta nueve meses. Siempre serás la terrible compañera de la vida.

 

Tú eres inevitable, sí, pero también eres mal nacida. Nadie te quisiera tener cerca, pero siempre llegas sin avisar. Te llevas a la gente a tu gusto. Siempre te sales con la tuya y dejas una herida incurable en los que aguardamos sin prisa el momento de verte y escupirte a la cara.

muerte2

No existe un lugar en el que se pueda escapar de ti. Sólo espero que cuando vengas a buscarme, me encuentres tan feliz que irse contigo será el justo final que la vida me ha guardado y no el maldito capricho de tu voluntad.