Ella

En un viaje al futuro la conocí a ella. Era alta, de ojos claros y cabello rubio, era perfecta.

Me dediqué a observarla, hasta que me decidí a hablarle, resultó ser muy interesante, definitivamente aquella mujer me tenía encantado.

Conversamos durante horas, y reímos mucho toda la noche. Pero de repente, al llegar la aurora, ella se quedó inmóvil, muda y sus ojos dejaron de brillar, parecían sin vida; e inmediatamente, alumbró un letrero que había permanecido oculto en su hombro, “Batería baja” decía.

Por: Nathalie Colorado Franco